Construir una red sólida de contactos basada en la “amistad laboral” para el éxito profesional.

Volver

Las relaciones laborales son necesarias para mantener y mejorar el ambiente laboral, sin embargo es importante conocer cómo una red de contactos aporta al desarrollo tanto personal como profesional, y qué límites se deben establecer para garantizar el éxito de la misma.

“La amistad laboral puede ser definida como la  habilidad  para construir un relacionamiento estratégico, desarrollando una red de contactos. Al igual que todas las relaciones necesita de tiempo para alimentarse, tacto para manejarse y límites para respetar”, asegura Johanna Marcela Castillo, Business Manager Adecco Profesional.

Pero, ¿qué tan importantes son estas relaciones? Un estudio sobre “relaciones en el trabajo”, realizado por LinkedIn, indica que aproximadamente el 46% de los profesionales, considera que generar lazos de amistad en el trabajo son importantes para la felicidad personal y profesional.

En este sentido, estos vínculos pueden ser una herramienta de gran ayuda para generar reconocimiento al interior de las empresas y así mismo recordación fuera de ellas, pero además, también son importantes porque “fortalecen los lazos de confianza, facilitan el trabajo en equipo, la comunicación y aportan a buenas recomendaciones futuras”, afirma la ejecutiva.

Por lo anterior, Marcela recomienda que para mantener una sólida red de contactos es necesario tomarse el tiempo de conocer y analizar las personas, identificar estilos, gustos y preferencias; y algo indispensable, es establecer  límites en términos de comunicación,  manejo de información e incluso intimidad.

Ahora bien, estas redes de contactos se generan por la gran cantidad de horas compartidas, lo que ocasiona en muchos casos, relaciones de amistad que aportan en el desarrollo profesional. En este caso,“la red de contactos, facilita el  desarrollo de habilidades o competencias de comunicación y liderazgo; además, genera un ambiente de confort, estabilidad y sentido de pertenencia”.

A su vez,  manejar adecuadamente las relaciones amistosas en el trabajo evitará que lleguen a ser afectadas; por este motivo, es importante separar la relación de amistad de la laboral, pues estos vínculos no están condicionados por las posibilidades de desarrollo, aunque no se descarta que “Una buena red de contactos o amigos  podría facilitar el acceso a oportunidades de desarrollo personal y laboral”, comenta Marcela Castillo.

Por último, para la Business Manager Adecco Profesional,  en la actualidad las empresas dan valor al nivel de relacionamientos y este  puede ser parte de los factores para que un candidato sea elegido a nivel directivo, aunque cabe aclarar que “esta red de contactos, puede tenerse en cuenta mas no constituye el elemento final de juicio para determinar la elegibilidad de un candidato”, concluye.

Compartir en
Desarrollado por Pixelpro